Etiquetas - Temas

miércoles, 13 de marzo de 2019

OalMer - Prólogo

Antes que nada, debo decir que estoy ansioso y a la vez inspirado. A pesar del formato que he llevado en este blog, he tomado la decisión de hacer algo... atrevido. Es decir, algo completamente normal.

De ahora en adelante estaré escribiendo una novela titulada OalMer. O al menos moriré intentando. O quizás haré un intento de novela, no lo sé. Soy tan buen escritor como dibujante, así que... bueno, ya veremos qué pasa (lágrima de hombre).

Estaré compartiendo los capítulos de esta nueva "novela" en el blog. Quizás no como un libro bien escrito, sino como una historia definida para presentar a la aldea y a los personajes. Vaya, que ahora sí habrá una historia, para empezar.

Seguiré publicando datos curiosos, detalles y demás contenido como lo he hecho antes (hace mil años, creo).

Por ahora, inicio de un nuevo proyecto. Espero que les guste. Les dejo aquí el prólogo y próximamente compartiré el primer capítulo (Día I). Gracias a quienes han tenido el valor de leer mis textos. Los veré pronto ;)


Prólogo

En la zona más benevolente de la jungla, junto a un extenso río, se encuentra una aldea llamada OalMer. Cual oasis del desierto, el asentamiento de los habitantes ha creado una planicie, una gran mancha en medio del mar de árboles que ahora son como los muros de la aldea. Esta área es atravesada por el río, el cual marca las dos partes que conforman esta aldea. Por un lado, campos de cultivo y un eficiente, aunque primitivo, sistema de drenaje armado a partir del río, con palos y piedras. Al otro lado, construcciones de barro y adobe. Casas, talleres, cocinas; un pueblo entero nacido de la tierra. Una colección impecable.

No hay edificios, fábricas o monumentos en OalMer. Cada vivienda ha sido armada con las manos de sus propios residentes, apasionados en su labor y humildes al tomar los bienes de la naturaleza. Un mundo utópico perdido en el tiempo, este es el hogar de los kukai.

La apariencia de los kukai no hace falta detallarla, pues en su aspecto son iguales a un humano. Su especie es fuerte y sensible, más que los habitantes del planeta tierra. Pero si de algo hemos de hablar en estas páginas, será de lo que hace de OalMer único.
Te presento un concepto diferente de utopía, el mundo ideal los kukai. Conoce su cultura, sus historias, pero sobre todo a su gente.

No hay mejor manera de reconocer nuestra humanidad, que viendo a través de los ojos de los kukai.

miércoles, 9 de enero de 2019

Lenguaje kukai - Vista previa

¡Hao!

Primero que nada, feliz año nuevo (atrasado) y muchas gracias por leer el blog.

En la publicación de hoy quería escribir sobre algo especial acerca de los kukai. En la colección del blog ya tenemos temas como la mortalidad, animales espirituales, alimentación, vestimenta, y más. Con todos estos tópicos he estado pensando ¿qué podría ser más especial que todo eso? Nada más y nada menos que el lenguaje, un elemento fundamental de cualquier cultura.

Honestamente, he querido hablar sobre este tema por un largo tiempo. Pero crear un lenguaje es un trabajo complejo, especialmente para alguien que no es lingüista (y que casi reprueba la clase de francés). Llevo mucho tiempo trabajando en este proyecto, casi 10 años, si mis cálculos no me fallan. He querido esperarme para poder mostrarlo al 100% completado... al parecer debo hacer una excepción.

Pero basta de mi triste historia (que ni es tan triste), es hora de empezar.

Antes de explicar el idioma kukai paso a paso, terminaré esta publicación con un pequeño diálogo entre dos kukai varones, Tato y Erem. Por cuestiones prácticas (y limitaciones técnicas) no voy a utilizar la escritura kukai, para que puedan darse una idea de la pronunciación y ciertas diferencias entre el español y el idioma kukai. ¿Creen poder descifrar lo que dice? Pueden preguntar todo lo que quieran.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Naroi es derrotada


Ya era momento de publicar algo nuevo, y al parecer el diálogo que traigo hoy no lo había compartido en la página (por alguna razón).

Espero que les guste.

--------------------------------------------------------
Naroi está acostada (sobre un apushamut, parecido a un petate) en el interior de su casa, una de las tantas construcciones de adobe de la aldea. Mientras despierta, se da cuenta de que no hay nadie más con ella. Al mirar hacia la entrada, puede ver que es de día. Naroi lanza un suspiro, como si estuviera fastidiada, y comienza a levantarse.

Es una mañana como cualquiera en Oal Mer; hay kukais trabajando, el río corre y el cálido aire de la jungla abraza a todos. Naroi sale de su casa, estirando el cuerpo antes de mirar a su alrededor. No muy lejos de ella se encuentra otro kukai, Ukau, recién amanecido y estirando el cuerpo también. Naroi baja la mirada para evitar el contacto visual.

De pronto, el hermano de Naroi, Kuru, llega a lado de ella con unos frutos en la mano (unos ituatui). Naroi no puede evitar brincar del susto al ver a su hermano aparecer tan repentinamente.

KURU
¡Hao hao!

NAROI
(molesta después del susto)
Tonto…

KURU
Ja ja. No te enojes, traje tu desayuno.

NAROI
Gracias...

Naroi toma uno de los frutos que su hermano llevaba en las manos.

KURU
Oh, todos son para ti. Yo ya comí.

Naroi gira los ojos con fastidio y toma el resto de los frutos. Ella se sienta frente a la puerta de su casa y comienza a comer. Kuru se sienta junto a ella, viéndose mucho más relajado que su hermana.

KURU
Entonces… Al fin peleaste contra Onira. Pensé que era tu sueño.

NAROI
No. Lo que quería era ganarle…

KURU
Bueno, paso por paso, hermanita. ¿O pensabas vencer a la campeona en tu primer intento? Je je.

Ukau se acerca caminando a donde están los hermanos. Kuru y Ukau se saludan, minetras Naroi continúa comiendo, intentando mirar hacia otro lado.

UKAU
Hao, Ukau, Naroi.


KURU
¡Hao, Kuru! Muy buen combate el de anoche.

UKAU
Más bien un buen intento. Je je.

KURU
Lo hiciste bien, amigo. Ganarle a Rebeka no es fácil.

UKAU
Menos mal que tenemos agua sagrada. No podría aguantar esos golpes sin ella. Ja ja.

Ukau voltea a ver a Naroi, quien parece no poner mucha atención a la plática entre los otros dos kukai.

UKAU
Oh, Naroi, tú peleaste con Onira ¿cierto?

NAROI
Perdí…

UKAU
Contra la campeona, era obvio que ibas a perd…

Naroi voltea a ver a Ukau con el ceño fruncido, dejando de masticar por un momento.

UKAU
Es decir… es la campeona. Es muy fuerte y…

KURU
(dando una palmada a Naroi en la espalda)
Y era obvio que ganaría. Ja ja.

Naroi se inclina a un lado para que su hermano le quite la mano de encima y continúa comiendo. Ukau parece algo incómodo.

KURU
Bueno, voy a buscar comida.

UKAU
Yo la traigo, tú quédate aquí. Para que siga la plática.

KURU
No, yo puedo…

UKAU
No te preocupes. Tú siéntate y ahora vuelvo.

Kuru se levanta y se va a buscar la comida con los Bat (encargados del alimento). Ukau se sienta frente a Naroi, más cerca del lugar en el que estaba Kuru.
Naroi está terminando su comida. Ukau permanecía sentado sin decir nada, mirando alrededor y pensando en la manera correcta de tener una mejor conversación con Naroi.

UKAU
Oye… tengo una pregunta.

NAROI
Ajá.

UKAU
¿Te dejaste ganar?

NAROI
(comiéndose su último bocado y negando con la cabeza)
No…

UKAU
El último golpe te pegó directo.

NAROI
Onira es rápida y fuerte.

UKAU
Pero fue directo. Parecía que no intentabas defenderte.

NAROI
¿Para qué lo haría?

UKAU
¿Qué?

NAROI
¿Para qué me defendería? Onira era más rápida y fuerte. No tenía oportunidad contra ella.

UKAU
Pudiste intentar algo.

NAROI
¿Para qué?

UKAU
Para aprender.

Naroi bajó la mirada y cruzó los brazos. A pesar de no ver directamente a Ukau, Naroi parecía estar reflexionando lo que le decían. Kuru llega con la comida para Ukau y se sienta en silencio al escuchar lo que éste comentaba a su hermana.



UKAU
Tal vez no seas tan fuerte como ella. No aún. Pero pelear, seguir intentando, con eso puedes aprender. Aprender de tu oponente, o de ti misma.

Kuru asiente con la cabeza mientras le da la comida a Ukau, quien inclina la cabeza agradeciendo.

NAROI
Lo sé. Pero lo que necesito es entrenar más, para ser mucho más fuerte que ella, y más rápida también.

KURU
Suil es mucho más fuerte, y ni él le puede ganar.

UKAU
(asiente con la cabeza mientras come)
Tiene razón.

NAROI
Ya lo sé. Por eso debo de ser más rápida también. Debo tener todas las ventajas. Y para eso hay que entrenar.

UKAU
(después de tragar su bocado)
Bueno, las peleas son parte del entrenamiento. En un combate no importa sólo ganar o perder, hay que pelear hasta el final.

NAROI
¿Quién te dijo eso?

UKAU
Pues…

KURU
Fue Onira. Me lo dijo a mí también.

NAROI
(voltea a ver a su hermano)
Estás mintiendo.

KURU
No. Me lo dijo en mi combate contra ella.

NAROI
. . .

UKAU
Naroi, tú y yo somos Mer. Te entiendo, y tienes razón. Hay que entrenar para volverse más fuertes. Pero como consejo, nunca te rindas en un combate. Créeme, te va a ayudar más de lo que crees.

Naroi miró a Ukau, quién sonrió al ver que por fin le hacía caso. Naroi asintió ligeramente con la cabeza, haciéndole ver a Ukau que agradecía el consejo, aunque ella no parecía muy convencida aún. Naroi se levantó de su lugar y se estiró nuevamente.

NAROI
Bueno, voy a entrenar.

UKAU
Que te vaya bien, Naroi.

KURU
No vayas al lago, hermana. Te pueden descubrir.

Naroi se fue caminando, apretando un poco los dientes por lo que su hermano había dicho. Una vez que ella estaba lo suficientemente lejos, Kuru y Ukau continuaron con su plática.

UKAU
¿Descubrirla?

KURU
Así es como le digo que hay alguien en el lago.

UKAU
Oh, ya veo.

Ukau seguía comiendo mientras hablaba con Kuru.

UKAU
¿En serio te dijo eso Onira? A mí me lo dijo Rebeka.

KURU
A mí también. Ja ja.

UKAU
¿Y por qué le dijiste a Naroi que fue Onira?

KURU
Porque la conozco. Si no lo dice Onira, no es importante. Je je.

UKAU
¿Le gusta Onira?

KURU
No. A ella le gustan los hombres. Los hombres y Onira, tal vez. Ja ja.

UKAU
Ustedes dos son todo un caso.

--------------------------------------------------------------------------------------------------


¿Qué les pareció?
¿Saben por qué Naroi se molestó con el último comentario de su hermano?
¿Sobre qué personaje o sobre qué tema les gustaría un próximo diálogo?

Comente, compartan y dejen cualquier señal de amor (o no-mucho-amor).

¡Hasta la próxima!

lunes, 2 de julio de 2018

La higiene Kukai - Parte 1

¡Hola de nuevo!

Los había dejado en una larga pausa después de hablar sobre los animales espirituales. Afortunadamente he tenido muchas cosas que hacer aunque por esa misma razón es que no había publicado nada en el blog.

Pero bueno, vamos a lo de hoy.

Como seres humanos modernos y de buenas costumbres (al menos eso me han dicho), estamos acostumbrados a bañarnos diariamente con jabón, champú y con agua caliente, ya sea en una regadera o una tina. Nos lavamos los dientes con pasta dental, los limpiamos con hilo dental y terminamos con enjuague bucal. Para nosotros es normal conocer todas esas cosas, incluso aunque no las usemos todas. Pero ¿cómo es el aseo y la higiene personal en Oal Mer?

Muchas de las cosas que explicaré a continuación están basadas en hábitos y costumbres de Tenochtitlan, de acuerdo a un par de lecturas y charlas que tuve estos días. Recuerden que gran parte de esta utopía recopila ideas de diversas culturas mesoamericanas y de todo el mundo, no solamente de los mexicas.



Lo que vemos en la imagen es un ejemplo muy básico de lo que serían las "tinas de baño", conocidas por los kukai como narrai goshe, que se traduce de manera literal como "contenedor limpio". Estas se encuentran junto al río que divide a la aldea y sus áreas de cultivo. Aunque en la imagen no se aprecia esta característica, las "tinas de baño" kukai tienen un flujo constante de agua proveniente del río y que termina en el mismo.

El aseo de los kukai es diario y en ocasiones demasiado constante, por lo que es normal que todos quieran tomar un baño a la misma hora. Por esta razón las tinas son principalmente utilizadas en grupos. Todos meten los pies mientras se bañan individualmente a cántaros. Algunas veces los kukai aprovechan los momentos en que las tinas están solas para meterse por completo en el agua y relajarse unos minutos mientras se bañan, como podemos ver en la imagen.

Aunque en Oal Mer no existe el jabón, los kukai conocen un sustituto natural muy interesante. Se trata de una planta que en apariencia es similar a la lavanda, aunque con muchos más pétalos. El nombre mukarrai hace referencia a las propiedades de limpieza que poseen los pétalos de esta especie. La flor crece de manera natural cerca del río, aunque no siempre cerca de las tinas, por lo que siempre suele haber un "desafortunado" que se encarga de ir por la flor para llevarla a los demás en su tina. Los pétalos producen una efervescencia al tocar el agua, desprendiendo un fuerte y agradable aroma. Un pétalo suele ser suficiente para provocar esta reacción en el agua, con la cual los kukai comienzan a bañarse para después usar agua normal.

Cuando la gente no quiere bañarse en público o muy cerca de las tinas, normalmente optan por bañarse en algún punto menos concurrido del río. Hay quienes incluso van hasta el gran lago para su aseo personal, llevando consigo pétalos de mukarrai y en ocasiones algunas prendas o mantas para evitar el contacto con la tierra al salir del agua.


Sé que no ha pasado tiempo, pero esto es lo que hoy puedo ofrecer. ¿Qué les pareció? Poco a poco podremos conocer más a detalle las costumbres de los kukai, así como todo lo que forma parte de su mundo y cosmovisión. ¿Les gustaría saber de algún tema en específico? ¿Tienen una duda sobre algo que haya explicado previamente? ¿Les gusta el contenido del blog? Bueno, no se queden con las ganas y dejen comentarios. Me gusta contestar preguntas, a veces hasta me ponen a pensar sobre lo que he escrito y eso está bien.

Saludos nuevamente y espero verlos en menos tiempo que antes.

¡Buen inicio de semana!

lunes, 9 de abril de 2018

Animales espirituales (zodiaco kukai)

Más de uno se estará preguntando ¿por qué hasta hoy? ¿ya se rindió este hombre con su blog? ¿abandonó su proyecto por irse a tomar un chocolate caliente? Tal vez no se lo pregunten con tanta frecuencia, pero soy responsable de responder por mis actos, y todo tiene una razón de ser.

Hace un tiempo alguien me preguntó si los kukai tenían algo como los signos zodiacales, horóscopos o ese tipo de cosas. La respuesta en ese entonces fue un "sí", con la cabeza inclinada y la mirada hacia arriba. Claro que en Oal Mer existe algo así, pero la concepción no es la misma que para los humanos. Había muchas cosas que explicar y también que definir, pues no había contemplado la totalidad de la temática.

En ese entonces dejé la respuesta en pausa y desde hace una semana me puse a trabajar únicamente en eso, en definir los detalles importantes sobre el tema que hoy presento ante ustedes. Espero lo disfruten y puedan tomarse el tiempo de compartir sus resultados, opiniones y dudas al respecto.

¡Vamos!

lunes, 26 de marzo de 2018

Kuru y Naroi

Nuevamente un par de personajes para variar el contenido. En esta ocasión las imágenes de referencia fueron hechas en Pixel Art, nada más y nada menos que por un servidor. Próximamente espero compartir con ustedes un diálogo entre personajes y me pareció que presentar a estos dos sería fundamental.

 Ella es Naroi. Una joven Mer con la idea de convertirse en la mejor de todos los tiempos, también obsesionada en vencer a Onira, la madre de Rebeka y actual "campeona" de la aldea. Si bien creció inspirada por los Mer, con el tiempo comenzó a fijarse únicamente en una peleadora, en la mejor, para así convertirla en su ídolo y su rival... esto último solamente en su cabeza.

Naroi suele comportarse de manera seria con la mayoría de los demás kukai, principalmente los Mer, según ella para demostrar su fortaleza. Hay quienes la consideran una prodigio de la pelea, aunque ha tenido bastantes derrotas. Puede ser más amigable cuando está con familiares o lejos de la vista de sus compañeros de la profesión, aunque siempre procura verse, en sus palabras, "ruda" o "fuerte".

Ella tiene piel negra, ojos cafés y una complexión atlética que es común entre los Mer. Su cabello negro es largo y suele hacer dos trenzas con él para evitar conflictos durante los combates o entrenamientos.

¿Mencioné que es una mujer muy desesperada? Le cuesta trabajo esperar las cosas, aunque también es una peleadora muy poco disciplinada, al menos en comparación con otros Mer.

A pesar de que es bien sabido que le gustan los hombres, no suele darle demasiada importancia a las relaciones con otros kukai. El único con el que convive frecuentemente es con su hermano mayor Kuru, a quien suele pedirle ideas, consejos o ayuda de cualquier tipo. Naroi también convive con sus padres, aunque no tanto como lo es con Kuru. A veces parece que a Naroi no le gusta tanto estar con su hermano, aunque la verdad es que es la persona que más valora en la aldea.

 Kuru es de la profesión Bam, principalmente enfocado a aconsejar a quienes lo necesitan. Se podría decir que es un psicólogo y confesor. A diferencia de otros Bam, Kuru tiene una personalidad más extrovertida aunque igualmente paciente y analítica. Él no consuela a todos todo el tiempo, sino que los hace reflexionar sobre sus acciones y su estado emocional, buscando ayudar por medio de una búsqueda de la verdad y de la paz. Podría parecer un guía espiritual, aunque la mayor virtud de Kuru es su pensamiento lógico, además de su agradable personalidad.

Originalmente pensó en ser un Ram, como su padre, pero más que trabajar los materiales a Kuru le llamaba la atención resolver acertijos, analizar las cosas y tiene la costumbre de comparar las cosas en todas las oportunidades que encuentra. Al conocer a los Bam supo que esta sería su labor en la aldea, aunque también encontró diferencias entre su personalidad y la de otros kukai de la misma profesión. Estas diferencias lo llevaron a enfocarse en la mente humana, en el bienestar psicológico y en la solución de problemas lógicos que, para su sorpresa, muy pocos sabían o se preocupaban en  resolver.

Kuru es de piel negra, ojos cafés y complexión ligeramente atlética, pues además de ser Bam disfruta de los combates como si fuera un Mer. Su cabello es negro y mediano, ligeramente por encima de la altura de los hombros.

Además de su paciencia y cualidades analíticas, Kuru disfruta convivir con su hermana menor, Naroi, a quien suele dar consejo y sobre todo hacerle bromas. Si bien comprende la razón de ser de su hermana, Kuru suele demostrarle que no es necesario ocultar quien realmente es, a veces de maneras vergonzosas para ella.

También es un kukai heterosexual. Teniendo de ejemplo el caso de sus padres, Kuru confía en que el amor llegará a su tiempo y no se preocupa por encontrar una pareja tanto como por hacer y mantener sus amistades. A pesar de su dedicación al trabajo, Kuru procura relajarse todo el tiempo para mantener la diferencia que lo hace bueno en su profesión. Si bien puede hacer algunas cosas que otros Bam le enseñaron, los kukai no suelen pedirle ayuda para ese tipo de cosas.

A Kuru se le ve contento la mayor parte del tiempo, cuando no es así suele estar concentrado en algún problema, un paciente o algún pensamiento.


¿Qué les pareció? Ya agregamos a algunos personajes más a la aldea. Los invito a que conozcan a los demás en las publicaciones con la etiqueta "personajes". Si les gusta el contenido del blog recuerden suscribirse, compartir y sobre todo comentar.

¡Gracias y hasta la próxima!

viernes, 23 de marzo de 2018

La cocina kukai - Parte 2

En mis delirios de político, escribí un par de mentiras como "la próxima semana" o "el lunes" o "en la próxima ocasión". Hoy voy a enmendar una de ellas y justamente es sobre la cocina kukai. Si bien ya les he dado un recorrido por las áreas de trabajo de los Bat, aún falta conocer los platillos más comunes y los más queridos por los kukai.

Cabe mencionar que los lectores mexicanos identificarán fácilmente las similitudes entre los elementos de los que hoy escribiré. Si no eres mexicano y también encuentras similitudes con alimentos de tu país, por favor comparte en los comentarios.

Pero ya son muchas palabras y aún tengo que pagarles la deuda, así que vamos a ello.

¿Recuerdan el ashatui? El maíz de los kukai es utilizado para más de un alimento, aunque su forma más común es conocida en Oal Mer como shamamu. De una manera un poco más revuelta, esta palabra proviene de ashatui (maíz) y mamu (rueda o círculo). ¿Qué se imaginan que podría ser algo de maíz en forma de círculo? ¡Damas y caballeros, denle la bienvenida a la versión kukai de la tortilla!

Los usos de la shamamu no son diferentes a los de una tortilla. Sin embargo existe un concepto distinto al nombrar los alimentos que llevan tortilla. Para los kukai la tortilla se pide a los Bat por separado, diciendo "de shamamu" que básicamente significa "con tortilla". No existe una palabra para taco, doblada, burrito ni nada similar. Un taco de verduras sería más bien "verduras con tortilla", por ejemplo. La shamamu no se come diario, pero es el alimento a base de ashatui más común.

La shamamu se elabora en un comal con la masa de maíz, conocida en la aldea como shamuti. Pero el uso del maíz, o ashatui, no se queda en esto. Aunque hacer tortillas es algo común y bastante solicitado por los kukai, existe otro uso de la masa que tanto para cocineros como consumidores es considerado el mejor.

Para este especial platillo primero se sazona la masa de ashatui, principalmente con jugos dulces molidos en el uoka goshe (el molcajete). Esta nueva masa es envuelta en hojas que pueden ser de ashatui o de tekiatui (plátano). Cada envoltura, ya rellenada, se pone a hervir por un largo tiempo. ¿Les suena familiar?

Este platillo, favorito entre los favoritos, es conocido en Oal Mer como atotega, formado por las palabras ato (aroma, olor) y tetega (comida, alimento). En México tiene un pariente lejano al que llamamos "tamal".
El atotega se puede preparar mezclando diferentes sabores y colores de las frutas de Oal Mer, siendo las más comunes las de sabor dulces. En ocasiones se rellena este platillo con apuatui (champiñón) que al ser sustituto de la carne agrega mucho contenido energético al atotega. Los "tamales kukai" no se comen con frecuencia. Debido a su largo tiempo de elaboración y a su exquisito sabor, estos se  preparan únicamente para ocasiones festivas o religiosas.

Espero que la publicación de hoy les haya gustado. Ya tenemos varias palabras que agregar al diccionario, así que podríamos comenzar a hablar de ello próximamente. Pero para no lanzar promesas al aire, me gustaría que ustedes mismos me dijeran ¿qué les gustaría conocer de los kukai?

Sin más por el momento, los invito nuevamente a suscribirse, compartir y sobre todo comentar en el blog. Gracias y ¡hasta la próxima!